Suscríbete
AUTOR
Wilkie Collins

hijo del paisajista William Collins, nació en Londres en 1824. Fue aprendiz en una compañía de comercio de té, estudió Derecho, hizo sus pinitos como pintor y actor y, antes de conocer a Charles Dickens en 1851, había publicado ya una bio­grafía de su padre, Memoirs of the Life of William Collins, Esq., R. A. (1848), una novela histórica, Antonina (1850), y un libro de viajes, Rambles Beyond Railways (1851). Pero el encuentro con Dickens fue decisivo para la trayectoria literaria de ambos. Ba­sil (Alba Clásica núm. VI; Alba Minus núm. 10 ) inició en 1852 una serie de novelas «sensacionales», llenas de misterio y violencia pero siempre dentro de un entorno de cla­se media, que, con su técnica brillante y su compleja estruc­tu­ra, obtu­vie­ron enseguida una gran repercusión: La dama de blanco (1860),  Arma­da­le (1862) o La Piedra Lunar (1868; Alba Clásica Maior núm. L), que sentó las bases del moderno relato detectivesco,  fueron tan aplaudidas como imitadas. En Sin nombre (1862; Alba Clásica Maior núm. XI; Alba Minus núm. 19) y Marido y mujer (1870; Alba Clásica Maior núm. XVI; Alba Minus núm. 6), las heroínas son mujeres dramáticamente condicionadas por una arbitraria situación legal. Otras novelas suyas son La pobre señorita Finch (1871-1872; Alba Clásica núm. XXVI; Alba Minus núm. 6) y La hija de Jezabel (1880; Alba Clásica núm. CXL). Collins murió en Londres en 1889, sin haberse casado nunca pero cabeza de dos familias distintas y rigurosamente secretas.

 

 

Otros títulos de éste autor